heridas-ulceras-orthoplastic-barcelona

Tratamiento de heridas y úlceras complejas

Cuando se produce una herida, nuestro cuerpo inicia un proceso de reparación que conlleva en la mayoría de ocasiones en la reparación completa de la herida. Está aceptado que si después de 3 meses de haberse producido, la herida no ha cicatrizado, debe cambiarse el tratamiento empleado hasta entonces e iniciar un tratamiento diferente, quirúrgico o no, pero diferente al utilizado hasta ese momento.

En ocasiones el tratamiento no quirúrgico con terapias avanzadas de presión negativa, o el seguimiento adecuado con apósitos específicos y adecuados conlleva la curación de la herida sin necesidad de un tratamiento quirúrgico. En otras ocasiones es necesario aplicar alguna técnica quirúrgica para conseguir la cicatrización.

Orthoplastic cuenta con profesionales de enfermería especializados en el tratamiento de úlceras y heridas y con cirujanos con amplia experiencia en la resolución de heridas, algunas de ellas de años de evolución.

¿Porque no ha cicatrizado una herida?

Son muchos los factores involucrados en la mala evolución de una herida. En general los podemos dividir en dos grupos: aquellos dependientes del paciente y aquellos q dependen de la herida.

Existen varios factores que predisponen a una fractura a convertirse en pseudoartrosis.

  1. Hueso fracturado: algunos huesos por sus características anatómicas tienen más riesgo a sufrir pseudoartrosis, destacamos: cúbito, tibia, escafoides
  2. Fracturas abiertas: aquellas fracturas que inicialmente han tenido contacto con el exterior tienen más riesgo de desarrollar un tipo de pseudoartrosis: PSEUDOARTROSIS SÉPTICA
  3. Factores y patologías previas del paciente: Diabetes mellitus, ateroesclerosis, fumadores tienen más riesgo

Son varios los factores a tener en cuenta para categorizar una pseudoartrosis y poder así establecer un correcto tratamiento. Entre los más importantes cabe destacar:

  • Presencia de infección (pseudoartrosis séptica)
  • Movilidad del foco de fractura (pseudoartrosis hipertrófica)
  • Presencia de necrosis ósea (pseudoartrosis atrófica)

Tratamiento de la pseudoartrosis

Todos los tratamientos para la pseudoartrosis son quirúrgicos. Algunas pseudoartrosis pueden ser bien toleradas por el paciente y no requerir un tratamiento quirúrgico, pero esto suele ser excepcional.

El factor que determinará el tipo de cirugía a realizar es la presencia o no de infección. La existencia de infección obliga en la mayoría de ocasiones a realizar un tratamiento en dos cirugías separadas unos 3 meses.

Con el uso de técnicas microquirúrgicas podemos realizar un tratamiento completo de la pseudoartrosis poniendo todos los elementos para posibilitar la curación.

Tratamiento quirúrgico

Mediante técnicas microquirúrgicas podemos abordar los tres elementos necesarios para resolver la pseudoartrosis:

a) Partes blandas: mediante colgajos locales o bien libres substituimos la piel, músculos que puedan estar atróficos, dañados …;

b) Estabilidad: recambiamos, aunque no siempre es necesario, el sistema de fijación ósea empleado;

c) Aporte hueso vascularizado: rellenamos el defecto de pseudoartrosis con hueso del propio individuo vascularizado, es decir realizamos uniones microquirúrgicas para asegurar que llegue sangre al foco de fractura y se fabrique hueso finalmente.

Conoce algún caso real

Todos los tratamientos para la pseudoartrosis son quirúrgicos. Algunas pseudoartrosis pueden ser bien toleradas por el paciente y no requerir un tratamiento quirúrgico, pero esto suele ser excepcional.

El factor que determinará el tipo de cirugía a realizar es la presencia o no de infección. La existencia de infección obliga en la mayoría de ocasiones a realizar un tratamiento en dos cirugías separadas unos 3 meses.

Con el uso de técnicas microquirúrgicas podemos realizar un tratamiento completo de la pseudoartrosis poniendo todos los elementos para posibilitar la curación.

¿Te ayudamos?

Es una gran satisfacción ver a los pacientes disfrutar de sus vidas. Estamos aquí para ayudarte.